Las inmobiliarias meten presiĆ³n para abrir sus puertas

El Colegio de Martilleros cuestiona que el Municipio les prohíba trabajar y que haya habilitado otros rubros que requieren de contacto físico.

Las inmobiliarias no fueron incluidas por el Municipio entre los rubros que volvieron a atender al público tres veces por semana. En el sector hay inquietud, y mientras un comercio abrió sin permiso, la mayoría de los empresarios gestionan ante el Ejecutivo la habilitación por las dificultadas que la prohibición les genera a dueños e inquilinos.

Los profesionales del rubro consideran que están en condiciones de asegurar el resguardo de la salud tanto de ellos mismos como de sus empleados y los clientes. Y sostienen que no hay argumentos para no haberles permitido reactivar su actividad durante esta semana.

En particular, afirman, resulta imperioso el regreso al trabajo para solucionar los casos de clientes que, por diferentes circunstancias y dentro del marco cuarentenario, no han podido cumplir con el pago de sus alquileres, con el consiguiente cimbronazo para los dueños de las viviendas en que viven. La Unión de Inquilinos denunció que muchas inmobiliarias no dispusieron medios electrónicos de pago, algo que los comerciantes niegan.

Además, hay trámites generales y gestiones de diverso tipo que han quedado pendientes y que no pueden permanecer más en espera de completarse.

En el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Cuarta Circunscripción ha planteado a los poderes del Estado que se permita la reapertura en forma urgente, por lo cual aguardan definiciones inmediatas.

El titular de la entidad profesional, Florentino Soules, manifestó que hay rubros a los que el Municipio ha autorizado su funcionamiento pese a que, por el tipo de prestación, se establece un contacto físico muy cercano con los clientes, lo que no acontecerá en el sector inmobiliario cuando se permita de nuevo su actividad. Sostuvo que se puede garantizar el distanciamiento sanitario, el uso de barbijo y hasta se puede impedir el ingreso a personas que presenten algún síntoma sospechoso.

Indicó que, si bien la mayoría de los clientes por alquileres ha cumplido con sus pagos, hay una porción menor que no lo ha hecho y hay que actuar con premura para llegar a un entendimiento entre las partes sobre la situación, en lo que deben trabajar las inmobiliarias. Por disposición nacional, los inquilinos pueden diferir sus pagos, si no tienen alternativa, hasta septiembre.

Fuente : La Mañana de Cipolletti (https://www.lmcipolletti.com/las-inmobiliarias-meten-presion-abrir-sus-puertas-n705905)


Padron de Matriculados

Inmobiliarias registradas
Denuncia
Preguntas frecuentes


Colegio Profesional de Martilleros y Corredores Publicos IV Circunscripcion - Judicial Rio Negro 2020 - Derechos reservados